lunes, 10 de junio de 2013

¿Tienes miedo a 'vaciarte' si lo cuentas todo?

Compruebo a menudo que personas que convierten sus conocimientos en contenidos (p.e. escribiendo en un blog), van a medio gas, por miedo a vaciarse del todo, a 'soltar' todo su saber y quedarse sin nada, al creer que lo están entregando 'todo' a los demás. Y eso genera miedos y por lo tanto resistencias que impiden desarrollar su marca personal al completo.

Miedo a vaciarte si lo cuentas todo
Fuente CC: Julián Ignacio Gómez Lorenzón

Lo veo frecuentemente, incluso a mí a veces se me ha pasado por la cabeza. He tenido momentos de reflexión y de duda, en los que me he planteado por qué debo escribir 1 post diariosi no sería mejor guardar algo de conocimiento para mí y gestionarlo de otra forma distinta.

Y al final siempre me respondo lo mismo: ¿gano algo no dándolo todo?. Porque el esfuerzo que estoy realizando entregando todos estos contenidos (en distintos formatos: entradas escritas en el blog, hangouts, vídeos en Youtube, presentaciones en Slideshare, ...) me está generando una atención sobre mi marca que no me podía imaginar hace no demasiado tiempo. Porque ya sabéis que soy un firme creyente de que los contenidos son los que permiten dar forma a una marca personal, los que la dan sentido. Por tanto, si realmente es así, ¿por qué vamos a tratar de ponerles límites?.

Uno de los mitos más extendidos sobre la generación de contenidos propios, que inciden directamente sobre la frecuencia de publicación en un bloges que finalmente acabaremos por agotarnosal no saber qué contar, sobre qué escribir. Esto no es cierto. Si conseguimos concretar la temática de la que hablamos y que sea lo suficientemente extensa y sobre todo que tengamos los suficientes conocimientos (o que apostemos por tenerlos), podremos ir generando contenido nuevo durante mucho tiempo.

Y sobre todo, cuando lleguemos a entender que nuestro cerebro no es una isla, sino que se nutre de lo que ocurre a nuestro alrededor, seremos conscientes de que su capacidad de generación de contenidos es ilimitada. Y digo esto porque el cerebro funciona por asociaciones (¿habéis leído algo sobre mapas mentales?), lo que le permite establecer vínculos sobre las ideas que van surgiendo; y esto permite la 'creación' de nuevas ideas y así sucesivamente. Es por ello que considero que la inspiración no existe.

Por tanto, la idea central de esta entrada es que debemos entregarlo todo cuando generamos contenidos para hacer evolucionar nuestra marca personal, generando percepciones de valor en los demás. Limitar la difusión de nuestros conocimientos (mediante los contenidos oportunos), tratándolos como si fueran 'nuestro tesoro', condicionará negativamente el alcance de nuestra identidad profesional, sin llegar a la profundidad necesaria.

Y estas son las razones que me han impulsado a escribir mi próximo libro electrónico (existe otro más del que soy co-autor, que saldrá próximamente y del que te informaré), proyecto en el que llevo embarcado desde hace dos semanas, y en el que plasmaré la esencia de este blog que lees. Pronto tendrás noticias adicionales.

Hasta mañana.


6 comentarios:

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Efectivamente, si no entendemos que nos alimentamos por "ósmosis", por una permanente influencia del entorno, mal vamos: nos mantendremos siempre en nuestras ideas, sin evolucionar, sin aprender,....
Yo procuro leer todo lo que me llega y de ahí saco muchísimas lecciones (evidentemente, no sólo profesionales9. Así que, a compartir y a vaciarnos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Myriam. Y especialmente en un entorno 2.0, donde las posibilidades de aprender y compartir son innumerables...

ISABEL IGLESIAS dijo...

Hola Miguel Angel:
Cuando empecé hace 5 meses a escribir mi blog me plantee qué pasaría si un día no tenía nada que escribir. Me preocupaba y bastante porque además me considero una persona muy exigente. Al ir pasando los meses, curiosamente me ha pasado el efecto contrario: cada vez tengo más ideas. Incluso hay días que necesito escribirlas para que no se me olviden.
Cuanto más escribo y leo en otros blogs más ideas se me ocurren y eso es debido a que cuando das recibes más de lo que entregas. Es sencillo, sólo hace falta aportar contenido y de vuelta vendrá mucho más contenido por la vía de feedback de otros bloggers, comentarios, ideas que conectas.
Gracias por tu entrada.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Isabel. Me sucede exactamente lo mismo. Te sugiero usar alguna herramienta para escribir todas las ideas que te puedan llegar, y tenerlas ahí hasta que decidas desarrollarlas y publicarlas.

Porque aunque no creo en la inspiración, sí en la planificación... 8:)

drive88mph dijo...

Me gusto tu post, creo que en paìses como el mìo aun estamos en pañales en pensamientos como este, en Mexico nos da mucho miedo el compartir conocimientos por miedo a que nos roben ideas pero deberia ser a la inversa màs que nada como la ideologìa japonesa donde tienen la costumbre o la idea de compartir cualquier tipo de conocimientos inclusive a su competencia para que esto a la vez provoque que uno mismo se mejore,evolucione y luego repita,a compartir lo aprendido.Enhorabuena felicidades por el blog, saludos

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola drive88mph. No te creas, aquí también pasa mucho. Me parece una actitud muy humana, en serio.

Un profesional que quiere posicionar su identidad para poder evolucionar en su carrera, tiene que demostrar. Y la mejor forma de hacerlo es compartir sus conocimientos de forma consciente, asimilando que haciéndolo de forma razonable y con sentido, puede crecer.