miércoles, 20 de febrero de 2013

¿Y si alguien plagia mis contenidos?. 8 razones para no tener miedo.

Hacernos un hueco en la mente de los demás, logrando posicionarnos en una temática específica, se logra de muchas maneras, pero todas ellas deben girar alrededor de una estrategia basada en el marketing de contenidos. Dicho de otro modo, generar contenidos de calidad, que aporten un valor, debería ser el foco principal de cualquier persona que quiera trabajar su marca personal.

Fuente CC: superk8nyc
Estos contenidos provienen de nuestros conocimientos, adquiridos a lo largo de nuestra vida personal y/o profesional; y es aquí donde viene una de las  principales resistencias que tienen muchos. Porque, ¿cómo van a compartir sus conocimientos con los demás?. Piensan que esto no les va a acarrear más que problemas, e incluso pueden llegar a perder alguna oportunidad profesional.

Pero he aquí algunas razones por las que deberíamos compartir nuestros contenidos propios, si estamos apostando por nuestra propia marca:

  • Probablemente nuestros conocimientos los tengan otras muchas personas. Por tanto, ¿por qué no hacerlo?, ¿perdemos algo por ello?. Yo diría incluso que podemos ganar porque, ¿creemos realmente que todos los demás los compartirán?. Por eso, quizás sea una ocasión única para diferenciarnos, ya que el que golpea primero golpea dos veces.
  • Si no comparto mis conocimientos, ¿qué hago con ellos?. Especialmente en el proceso de búsqueda de empleo, tenemos que demostrar a los demás lo que valemos por lo que, ¿qué mejor que empezar a compartirlos?. Quizá alguien los vea y le llame la atención; y a partir de aquí dejemos que la 'magia' actúe...
  • Aunque no te lo creas, hay muy pocas personas que generen contenido propio; el resto, lo observan, lo transmiten, lo analizan, lo comentan, ... Por tanto, es una muy buen oportunidad que nos permite destacar entre la gran masa.
  • La generosidad es viral y ayuda a mejorar la reputación. Genera atención hacia el que es generoso, convirtiendo tráfico en seguidores fieles.
  • Existen medios para reconocer la autoría de los contenidos, tal y como comento abajo.
  • Detrás de un contenido (un artículo, una presentación, un podcast, un vídeo, ...) hay mucho más que una idea, algo que no se puede escribir o decir, que son nuestras capacidades. Por tanto, si alguien nos copia, ¿realmente importa para el objetivo que perseguimos?. Quiero decir, quizás nos copien el contenido, pero nunca podrán copiar nuestro talento (estilo, capacidad de esfuerzo, motivación, frecuencia de publicación, generación de nuevas ideas, ...).
  • Trabajar en la generación de contenidos, genera ideas adicionales, por lo que con el paso del tiempo nos enriquecemos.
  • Si alguien empieza a copiar contenidos de otro, eso es porque quizá sea bueno...

Estoy seguro que ya conoces la política del Copyright. Para ellos que quieran 'proteger' sus ideas, es una posibilidad para hacerlo. Yo no la comparto desde la perspectiva de la marca personal, puesto que hoy en día los datos nos demuestran que en Internet es muy difícil (por no decir imposible) garantizar la inviolabilidad de los contenidos. Además, lo que fortalece una marca es la viralidad, lo que se produce cuanto más 'abierta' y transparente sea la marca.

En el caso del blog que estás leyendo, los contenidos están 'protegidos' mediante una licencia Creative Commons. Esto me reconoce la autoría de los contenidos, pero permite ciertos derechos a terceros para su uso (difusión, modificación, ...), siempre y cuando se reconozca explícitamente que yo soy el autor (es decir, que la mención incluya un link a este blog y se especifique mi nombre).

Hasta mañana.


2 comentarios:

Albert Einstein dijo...

Hola!!

Fantastico este articulo tuyo, de veras, leerlo fue instante de placer furtivo... Estoy al 100% de acuerdo con lo que dices...
Transmitir informacion es la clave, en todo caso en el web.

Cordiales saludos!!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias por tu comentario Albert.