domingo, 27 de enero de 2013

Los portales de empleo están estancados

Los portales de empleo en España se encuentran ya desde hace varios años en una situación estática que les ha impedido evolucionar con el paso del tiempo, coincidiendo especialmente con la crisis económica que llevamos en nuestras espaldas desde hace ya varios años. Y este parón que pone en tela de juicio la sostenibilidad de su modelo de negocio actualse debe a varias razones:



Fuente: SamwiseGamgee69

  • El mercado les posiciona en un nicho de candidato de perfil 'bajo'. Siempre han tratado de atraer y seducir al candidato 'top', aunque éste siempre los ha rehuido al considerar que sus canales eran otros (headhunters, networking, ...). Para ello, o bien tratan de lanzar servicios específicos para dicho candidato, o llegan a acuerdos con otro tipo de portales más 'selectos' para compartir contenido y poder posicionarse de manera diferente. No obstante, los resultados han sido hasta ahora infructuosos, puesto que no han conseguido cambiar la percepción que de ellos tiene el mercado, tanto candidatos como reclutadores.
  • Cada día se publican menos ofertas. A pesar de que el número de candidatos se incrementa notablemente (los datos a día de hoy hablan de cifras de paro realmente alarmantes), la crisis provoca un descenso de la actividad económica, lo que hace que las empresas tengan menores necesidades de contratación, y a su vez una bajada importante en el número de ofertas publicadas.
  • Modelo de negocio que se agota. El éxito de los portales de empleo ha radicado en saber aprovechar las capacidades de Internet para ofrecer plataformas que ponen en contacto a oferta y demanda, y saber hacerlas evolucionar para dotarlas cada día de mayor agilidad y efectividad. La moneda de uso de los portales ha sido el CV (algunos nos replanteamos su futuro), el cual se intercambia mediante el centro de toda esta estrategia, que ha sido la oferta de empleo. Sin embargo, y ahora que las cosas vienen mal dadas, el problema es que aún siguen centrándose en ofrecer servicios alrededor de dicha oferta, sin tener en cuenta los movimientos hacia lo social que se están produciendo, y que ponen a la 'relación' como eje que vincula al candidato y a la empresa. Se notan algunos movimientos más bien tímidos hacia lo social, aunque todavía no veo una apuesta realmente seria que vaya a cambiar radicalmente la situación.
  • Alcance nacional. La globalización de mercados demanda generar plataformas que den servicio a los distintos países, lo que exige un esfuerzo importante que los portales aún no han realizado ni de lejos. Además, existen claras oportunidades de negocio en el extranjero que buscan talento en España, pero que en una gran mayoría de ocasiones no puede realizarse por la falta de adaptación de dichas plataformas.
  • Consideran a las redes sociales como sus competidores, sin entender que el futuro va por ahí... Se nota una cierta preocupación por su evolución, diríase casi temor, por lo que no se aprovechan las sinergias que podría haber entre ambos modelos.
  • No se han anticipado lo suficientemente a la crisis, evolucionando sus estructuras y servicios, por lo que su modelo basado 100% en la oferta les está pasando factura.

No obstante, los portales de empleo aún mantienen una buena parte del mercado del reclutamiento on-line; de hecho una gran mayoría de candidatos sigue inscribiéndose en sus ofertas (aunque me pregunto en qué medida se siguen usando), lo que hace que aún muchas empresas que reclutan continúen usando sus servicios. La hegemonía que han mantenido durante años les ha hecho acaparar un extenso conocimiento sobre el mercado laboral, lo que se traduce en una gran fortaleza (que aún mantienen) que deberían aprovechar para reposicionarse y reinventarse a sí mismos. Nos han dado grandes alegrías, espero que lo sigan haciendo.

Hasta mañana.


2 comentarios:

Sita dijo...

Pues gracias por la acertada enumeración de las razones que nos disuaden de escribir un blog. A mí, en particular, que llevo un tiempo dándole vueltas a la idea y que estoy convencida de que una vez sacada adelante, la empresa me entusiasmaría porque adoro escribir, me ocurre todo eso que señalas en tu post. Especialmente temo al último punto: "Sensación de que los conocimientos no son únicos y que no aportarán nada a los lectores". Me aterra aburrir a los demás y que eso, en lugar de contribuir a mi promoción personal y profesional, como sería el objetivo del blog, se tornara en mi contra y ejerciera el efecto opuesto al deseado. Gracias por tu conciso y acertado comentario. Si te sirve de algo, a mí no me has aburrido.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias Sita por tu 'curioso' comentario. Y digo curioso porque por una parte dices que adoras escribir, pero por otro lado crees que puedes aburrir a tus lectores...

Sita, yo persigo mi sueño desde hace tiempo, y lo seguiré haciendo mientras pueda; si al final no lo consigo por cualquier razón, pues vale.

Pero lo habré intentado... 8:)