lunes, 18 de noviembre de 2013

¿Te ofendes porque un reclutador pueda analizar tu perfil privado en redes sociales?

Nuestra vida personal se quedará en lo 'privado' en la medida que nosotros realmente lo queramos así; es decir, está en nuestras manos. Sin embargo, el desconocimiento y la inconsciencia hacen que a menudo muchas personas se indignen porque los reclutadores hagan su trabajo, y analicen tanto el perfil profesional como el personal de aquellos candidatos que dejan su 'huella' en la Red.

Los reclutadores analizan nuestro perfil personal en redes sociales
Fuente CC: Ángel Arcones

Por lo general, seguimos sin darnos cuenta de que en la Red no existen los secretos; la mejor forma de mantener un secreto es no contárselo a nadie; en el momento en que lo compartimos, aunque sean con nuestro amigo más íntimo, ya se corre un cierto riesgo. Ahora, compartir cualquier cosa de nuestra vida privada en la Red, ahí si que perdemos el control. Y no ser consciente de ello implica un cierto nivel de irresponsabilidad que puede pasarnos factura. Porque usar la Red, nos guste o no, implica unas ciertas normas de uso.

Antes de nada, permíteme decirte que si un reclutador se mete a mirar tu 'vida privada' en Internet, es porque se lo has permitido. Si le has 'aceptado' como 'amigo' o como 'colega profesional' en una red social y/o profesional, ya desde ese mismo momento le has dado acceso a cualquier contenido que puedas generar. Y será a partir de ahí donde le habrás abierto las puertas a tu marca personal, es decir, a lo que transmites como persona y profesional.

Por otra parte, te diré que si estás dentro del grupo de personas que se dan por ofendidas cuando un reclutador pueda analizar tu perfil personal, quizás sea por alguna de las siguientes razones:

  • No entiendes que tu exposición en la Red es total. La Red no deja de ser un ecosistema electrónico en el que los contenidos quedan registrados y accesibles por cualquier persona que tenga acceso. Es decir, desde el momento en que decidimos dejar un 'simple' comentario, podemos perfectamente llegar a perder el control sobre aquél. Esa exposición 'total' puedes limitarla mediante tu perfil en redes sociales, estableciendo los grupos específicos que tendrán acceso a tus contenidos. Cuanto más amplios sean, mayor será el riesgo de compartir algo determinado con alguien no deseado ni controlado.
  • No comprendes que los reclutadores tratan de buscar al candidato más idóneo, y esto no lo hacen exclusivamente condicionado a su formación, experiencia y conocimientos, sino por cómo son como personas. Una determinada persona puede cumplir perfectamente los requisitos profesionales establecidos para una vacante de empleo, pero su personalidad es posible que no encaje con la cultura corporativa de la compañía.
  • Cada contenido que dejas en la Red (comentarios, entradas en un blog, fotografías, ...) habla sobre ti. Y el no darse cuenta de esto es como decidir ir por la vida con una venda en los ojos. Por supuesto, podemos decir lo que queramos en la Red, pero siendo conscientes de que eso origina una determinada percepción en los demás. Si los contenidos son inadecuados, y así lo perciben los demás, ello originará un juicio automático que puede implicar consecuencias negativas para la persona.

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas difundir en tus redes.

Hasta mañana.


6 comentarios:

aflabor dijo...

Hola Miguel Ángel.
Tienes toda la razón en lo que expones.
El único caso problemático se da cuando el reclutador accede a información privada o íntima que cuelga un tercero sobre el candidato. Por ejemplo, comentarios sobre las ideas políticas que el "amigo" del candidato pone en internet.
Un saludo

Ana dijo...

Bueno. Esos datos personales y privativos que comentas ( ideología etc) no se pueden tener en cuenta pues invaden la intimidad de las personas y puede ser causa de discriminación. Pero......claro....yo me pregunto.....si tu expones tu privacidad y esta clase de datos en las redes, sabes que te arriesgas a que un reclutador de forma " encubierta" ( digámoslo así) lo tenga en cuenta.....Esta claro que no te va a decir que no te selecciona por ser de derechas, izquierdas, homosexual......pero su visualiza esos datos en la red puede de alguna manera ser excluyente para algún reclutador. Moral? No. Etico? No. Legal? Uummm....... Imposible ver una ilegalidad en una discriminación que no se va a exponer públicamente por parte del reclutador....En resumen, no expongas lo que no quieres que se vea.....

Ana Almon

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola 'aflabor', gracias por tu comentario. Lamentablemente, ese tipo de situaciones se escapan completamente de nuestro control.

Esta es precisamente una de las bases de este blog: la utilización consciente de la Red para generar oportunidades profesionales, sabiendo que la exposición de nuestra identidad es 'total'. No debemos olvidar que la Red es un soporte electrónico, en el que al igual que podemos compartir un contenido con los demas en apenas unos segundos, ese mismo contenido puede ser compartirdo a su vez a otras comunidades que nosotros ni siquiera conocemos.

Por tanto, hay que utilizar 'con cabeza' las redes, para que jueguen a nuestro favor y no en nuestra contra. Y para ello, debemos controlar los contenidos que generamos, para que conformen una identidad profesional lo más sólida posible.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Ana, gracias por tu comentario. Me quedo con tu frase 'no expongas lo que no quieres que se vea'. Es tan sencillo (aunque a veces parece complicado, según lo que veo constantemente a mi alrededor) como saber que la Red es algo que no podemos controlar, una vez que hemos originado un determinado contenido, o hemos mostrado a los demás (a través de nuestros perfiles) datos que forman parte de nuestro entorno privado. En el momento en el que lo hacemos, hemos de ser conscientes de las posibles consecuencias y asumirlas.

Haydee T dijo...

"Saben para que sirve la popularidad y la fama, para perder tu intimidad y brindrasela a los demás."

En mi opinión, es válido que los reclutadores vean tu perfil social. Ellos no buscarán saber QUIÉN eres, que para eso está tu CV, lo que ellos desean saber en realidad en CÓMO eres. El reclutador "necesita" tener confianza en la persona a contratar, por lo que busca cualquier información que le permita tener el perfil más completo sobre el candidato y contratar a la persona indicada para el puesto.
Complementario a las recomendaciones laborales, qué mejor forma de ver tu comportamiento social, con qué gente te relacionas, capacidad de expresión, etc.

El reclutador te conocerá de forma dinámica en las redes sociales y no de forma estática como lo es a través de un CV o una entrevista.

Solamente agregaría, cuidado con lo que publicas, tu lenguaje y tus fotografías. Pueden decir más de tí de lo que deseas realmente compartir.

Saludos.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias 'Haydee T' por tu comentario. Es lo que tienen las redes sociales, que a menudo nos pensamos que podemos restringirlas a nuestro uso privado, cuando la mayoría de las ocasiones se convierten (porque nosotros así lo permitimos) en un escaparate que habla sobre el cómo somos.