lunes, 11 de noviembre de 2013

¿Qué rastro digital dejarán nuestros hijos en Internet?

Si ni siquiera los adultos somos a menudo conscientes de los contenidos que vamos dejando dispersos por multitud de sitios en Internet, ¿qué podemos pensar de aquellos en edad adolescente que hoy usan habitualmente las redes sociales, quién se puede imaginar dentro de unos años qué tipo de rastro digital habrán podido ir generando durante largo tiempo?, ¿les podrá condicionar de alguna manera en el futuro?.

¿Cuál será el rastro digital que dejen nuestros hijos en el futuro?
Fuente CC: Antonio Morales García

Pocas veces el ser humano ha tenido tantas posibilidades de dejar una huella de su paso por la vida, como ahora en Internet. La tecnología digital facilita el registro de los contenidos que cada persona decida dejar en la Red, la cual es almacenada 'a perpetuidad' e indexada por distintos motores de búsqueda que facilitan su recuperación en cualquier momento. Esos contenidos 'hablan' de la persona que los ha dejado, al generar percepciones determinadas en aquellos que puedan llegar a verlos.

Sin embargo, las tecnologías basadas en Web son relativamente recientes; ¿desde hace cuánto tiempo podemos ir dejando nuestra huella digital en Internet: 6 años, 8 años, ...?. En cualquier caso no mucho tiempo, ya que se trata de algo relativamente 'novedoso' con lo que no hemos estado acostumbrados anteriormente; por eso a menudo digo en este blog que aún nos queda un largo recorrido de 'maduración digital'. De todas maneras, considero que en estas circunstancias los adultos somos en cierta medida 'afortunados', ya que aunque muchos somos 'inmigrantes digitales', por lo menos se nos supone una cierta madurez, lo que debería traducirse en un claro sentido común que debería condicionar un uso racional de la Red. A pesar de está suposición, mucho he escrito sobre la irresponsabilidad en el uso de las redes sociales

Por tanto, si los adultos ya con una cierta edad somos relativamente nuevos en esto de la Red, y no hemos asimilado hasta bien tarde las posibilidades e implicaciones de la Red 2.0, ¿qué podríamos pensar de aquellos que ahora son adolescentes, y que usan la Red sin haberse aún desarrollado plenamente como personas?. Estos nativos digitales han integrado esa tecnología social en su vida diaria como algo esencialmente natural. No les asustan los novedosos dispositivos ni las aplicaciones complejas; además, desarrollan una creatividad e 'inteligencia digital' innata que sin duda les estimula y les puede abrir puertas en el futuro. Por tanto, aprovechan al máximo las posibilidades que les ofrece la Red, por lo que no dudo en absoluto que asimilarán rápidamente sus ventajas. Ahora bien, no tengo tan claro que sean capaces de aunar esas ventajas con las obligaciones que conlleva, y que vienen impuestas por las implicaciones que trae el tener una presencia activa en la Red.

Porque, ¿quién les forma e informa para que las usen juiciosamente ahora, minimizando las posibles consecuencias en el futuro?, ¿los colegios?, ¿los padres?, ... Sin duda alguna, los padres debemos tener un papel relevante en la enseñanza correcta

Por poner un ejemplo algo más concreto y relacionado con su empleabilidad futura. El reclutamiento 2.0 es una realidad hoy en día que, aunque aún queda un largo camino por recorrer, ha llegado para quedarse. Pero, ¿cómo evolucionará en el futuro?, ¿qué criterios seguirán los nuevos reclutadores dentro de 10 ó 20 años?, ¿sacarán conclusiones mucho más concretas sobre las características de los candidatos, según comprueben en su huella digital?, ¿o por otra parte serán más flexibles acerca de la información que puedan encontrar?. ... Ahí queda la reflexión de hoy...

Si te ha gustado esta entrada, te agradezco que la puedas difundir en tus redes.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Guillermo Begué dijo...

Hola Miguel Angel, muy interesante reflexión. Gracias por la publicación.
Saludos,
Guillermo

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Interesantísimo debate, que ya es más de presente que de futuro. Quienes tenemos adolescentes sabemos el "peligro" actual de un mal uso de las redes. Pero ¿les estamos educando también para el futuro?. ¿Les estamos enseñando la importancia de su rastro digital?.

Enhorabuena.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Guillermo, gracias. Me alegro que pueda resultarte interesante.

Miguel Angel Riesgo dijo...

Hola Myriam, gracias por tu comentario. Entiendo que habrá de todo. Lo que sí compruebo, y no puntualmente, es que muchos adultos no hacen un uso consciente de la Red, dejando un rastro de contenidos a menudo irresponsables. Entonces, si todavía nos queda un gran recorrido para 'madurar digitalmente', ¿cómo pretendemos que nuestros hijos puedan recibir una formación adecuada?.