martes, 5 de marzo de 2013

¿Qué pueden hacer las redes sociales por nuestra marca personal?

Las redes sociales, usadas correctamente, potencian nuestra marca personal de una forma inimaginable hasta hace tan sólo unos pocos años, permitiendo trabajar en la generación de contenidos y la creación de comunidades, lo que incide directamente en su posicionamiento en el mercado.

Fuente CC: Berts @idar
¿Qué posibilidades había hace no muchos años, para que alguien difundiese su marca personal y profesional?: más bien escasas (medios tradicionales -prensa, radio, televisión, ...-, boca a boca, eventos presenciales (conferencias, talleres, ...), ...

Todos estos canales siguen hoy muy vigentes (aunque los medios tradicionales estén perdiendo fuerza frente a otros más efectivos), aunque la aparición de las redes sociales ha provocado que ahora cualquier persona tenga acceso a medios con un poder de difusión al que antes tenían sólo acceso un número muy restringido de personas. De esta forma, estos medios sociales permiten la democratización de su uso, tanto a nivel social como profesional. Y es en este último punto donde las posibilidades de trabajar y difundir nuestra marca son notables, permitiendo:

  • Acceder a nuevas oportunidades profesionales.
  • Generación de contenidos propios y su difusión.
  • Compartir contenido de terceros.
  • Creación de comunidades propias.
  • Interacción y conversación con dichas comunidades.
  • Generación de nuevos contactos afines con nuestra temática profesional.
  • Participación en debates, que giran no sólo alrededor de nuestros contenidos propios, sino en aquellos que generan otras personas de nuestra comunidad.
  • Intercambio de conocimientos, lo que genera un enriquecimiento de todas las partes.
  • Difusión de nuestros servicios.
  • Trabajar en la fidelización de la comunidad.
  • Incrementar nuestra reputación.

Porque estos medios sociales cada día más están substituyendo a los medios tradicionales, donde los contenidos se generaban y transmitían de forma unidireccional, y donde los receptores eran meros espectadores pasivos con pocas (o ninguna) posibilidad de interacción. Con las redes sociales, somos nosotros los que ahora podemos seleccionar no sólo los canales, sino los contenidos que deseamos ver, en el momento que queremos y en el dispositivo que más nos interesa.

Por tanto, aquí se abre una vía fundamental para todos aquellos que quieran trabajar en su identidad profesional, permitiéndoles llegar a un target que quiere contenidos de calidad que le aporten valor.

Hasta mañana.