martes, 29 de enero de 2013

Un comercial debe tener 'autonomía'

Acaban de publicarme mi última entrada en Infojobs, en la sección 'Escuela de Comerciales', titulada ¿eres lo suficientemente autónomo?


Fuente: Fede Salvo
La autonomía en los comerciales ha sido siempre un valor que me ha gustado mucho, probablemente porque en mi trayectoria profesional siempre he podido disfrutar de ello en mayor o menor medida; además, ha ayudado el haber gestionado un equipo de comerciales distribuido en distintas provincias españolas; en este caso, la autonomía era fundamental. Considero que es un valor en alza, que las empresas cada día demandan más, especialmente para aquellos perfiles comerciales donde deben tener un cierto margen de maniobra que les permita moverse con soltura y fluidez en su cartera de clientes, para maximizar sus oportunidades de venta.

Porque el ser autónomo (y no me refiero a estar dado de alta en la Seguridad Social con este régimen 8:) ) aporta muchos beneficios tanto a la empresa como al propio comercial. A la primera le permite poder delegar responsabilidades con la confianza de que la persona en cuestión va a realizar su trabajo con las mayores garantías, sin necesidad de estar continuamente 'encima'; tener un comercial que, entendiendo las directrices y los objetivos que tiene que cumplir, se desenvuelve de forma autónoma sin malgastar innecesariamente el tiempo de sus jefes, tiene un valor inapreciable. Cualquier director comercial se sentiría muy a gusto teniendo una persona a su cargo que actúa de esta forma.

Y al comercial le da una gran flexibilidad y libertad de movimientos, lo que le permite desempeñar su trabajo de una forma 'cómoda' y sobre todo eficiente, sin tener que desperdiciar su tiempo con actividades que no le reportan (ni a él ni a su organización) nada de valor.

En cualquier caso, autonomía no es independencia. El comercial debe estar vinculado a su organización, mediante una serie de reglas fundamentales, que permitan una relación fluida y sostenible. Para ello, el director comercial debe fijar unas 'normas' básicas que permitan que dicho vínculo no se pierda, al contrario, se mantenga lo más sólido posible. De esta forma, las expectativas se habrán generado y no habrá lugar a dudas sobre los resultados que se esperan del comercial.

Hasta mañana.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un post muy bueno!!! Ahora mismo es tarea complicada!! Llevo medio año parado y leer este tipo de artículos motivan! Semana con buena racha!!me han llamado por un registro en:www.vinceri.com/personal/curriculum. Si os sirve de ayuda!!

Miguel Angel Riesgo dijo...

Gracias. Sí, la situación es complicada. No desesperes, y gracias por tu link

Anónimo dijo...

Gracias a tí!!!

Anónimo dijo...

Gracias a tí!!!